DRENAJE LINFÁTICO


El drenaje linfático es un “método destinado a mejorar las funciones esenciales del sistema linfático por medio de maniobras precisas, proporcionadas y rítmicas, que actúan activando y mejorando la circulación linfática y favoreciendo la eliminación de sustancias de desecho” (Vázquez Gallego).

 

El sistema linfático es el encargado de drenar el plasma excedente generado a partir de los procesos de intercambio celular. Del mismo modo, este sistema funciona como un excelente filtro para atrapar bacterias y residuos del organismo, siendo por lo tanto, un componente de suma importancia dentro del sistema inmunológico.

 

El sistema linfático está formado por una serie de órganos y un sistema tubular (vasos linfáticos), cada uno de ellos con estructuras y funciones bien diferenciadas. En los órganos linfáticos se forman unas células denominadas linfocitos, que desempeñan un papel fundamental en los mecanismos de defensa de nuestro organismo.




OBJETIVOS DEL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL


 

v  Aumentar la velocidad circulatoria, venosa y linfática.

v  Aumentar la función del retorno venoso y reducir la estasis capilo-venicular.

v  Aumentar la permeabilidad capilar linfática y mejorar la atonía vascular.

v  Reducir los edemas.

v  Mejorar el sistema inmunológico: activa los ganglios linfáticos, permitiendo activar las defensas del sistema inmunitario, indispensable para la prevención de enfermedades infectocontagiosas.

v  Provocar la relajación muscular y la apertura de los capilares linfáticos.

v  Eliminar macromoléculas y residuos celulares.




INDICACIONES DEL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL


El D.L.M. tiene aplicaciones terapéuticas y estéticas, ofrece beneficios fisioterapéuticos en gran número de afecciones y en muchos trastornos que afectan el aspecto externo de las personas. Se puede utilizar el drenaje linfático manual en los siguientes casos:

 

En edemas:

 

v  Por obstrucción linfática

v  Post Traumáticos  y post quirúrgicos (por ejemplo en pacientes post mastectomizadas)

v  De origen reumático

v  Por estasis venosa o post trombotico

v  Post infeccioso

v  Dermatológico

v  Post radiación

v  Por metástasis (Linfedema Maligno)

v  Por quemaduras

v  Linfedema esencial (Enfermedad de Molroy)

v  Linfedema congénito

v  Alérgico

 

v  Edemas linfostáticos de origen traumático:

Hematoma

Distensiones

Tto. Post-luxaciones articulares

Rotura de fibras

Tto. Post-fracturas

Edemas linfostáticos locales por intervenciones quirúrgicas.

 

v  Trastornos vasculares periféricos:

Linfedema o edema linfostático primario

Edema venoso postural

Varices venosas

Edema premenstrual

Edema venoso del embarazo

 

v  Otros

Estrés

Insomnio

Acné

Resfriados

Cefalalgias

Estreñimiento

Dolores menstruales

Ulceras vasculares y por presión

 

El drenaje linfático manual se utiliza en estética para tratar situaciones como:

 

v  Limpieza de la piel en profundidad

v  Arrugas

v  Bolsas debajo de los ojos

v  Perdida de cabello

v  Celulitis

v  Piernas pesadas

v  Manos arrugadas

v  Estrés

 

 


CONTRAINDICACIONES DEL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL


Las contraindicaciones del drenaje linfático manual se encierran en:

 

v  Infarto del Miocardio

v  Angina de Pecho

v  Edema por insuficiencia cardiaca descompensada

v  Tumores malignos

v  Hipo o Hipertensión severa

v  Hipertiroidismo

v  Zona purulenta o supurante

v  Enfermedades de la piel

v  Edema Nefrótico

v  Infecciones Agudas

v  Fiebre 

v  Flebitis, trombosis, tromboflebitis

 

Contraindicaciones absolutas:

 

v  Cáncer

v  Infecciones agudas

v  Trombosis, flebitis, tromboflebitis

v  Descompensación cardiaca

v  Varices tortuosas y con relieve

 

Contraindicaciones relativas:

 

v  Cáncer tratado

v  Inflamaciones crónicas

v  Hipotensión arterial

v  Insuficiencia renal crónica

 


TÉCNICA


Cuando se practica DLM, se varía continuamente la intensidad “estimulo-tactil”, la presión va variando en cada manipulación. La frecuencia de las maniobras varía también en función del estado de la circulación linfática.

 

Como regla general, se aconsejan dos maniobras por segmentos, en las distintas partes del cuerpo. En las zonas de reabsorción importante, cada maniobra (de reabsorción y de evacuación) se repetirá de 6 a 8 veces (ver fotos).

 

La finalidad de estas técnicas de DLM es la de favorecer el transporte del agua y de las proteínas.

Es por eso que, según el humanista Emil Vodder, la acción sobre el medio líquido, debía realizarse

con movimientos suaves, armoniosos, rítmicos y bombeantes.

 

Las acciones esenciales del DLM, son :

• Remover el líquido

• Activar el linfangión

• Disminuir la tensión de la piel

 

El ritmo de las maniobras tiene directa relación con el tiempo necesario para permitir a la linfa que

penetre en el linfangión. El drenaje linfático se realiza con un ritmo lento en las maniobras; el paciente ha de estar relajado, para lo cual se recomienda flexionar suavemente rodillas y caderas de modo tal que los músculos rectos abdominales se relajen, y respirar profundamente, lo que favorece el retorno venoso y el retorno linfático, gracias al trabajo hidráulico del diafragma.

 

No es necesario utilizar medio deslizante.  Un drenaje linfático manual completo durar aproximadamente 2 horas.

 

MOVIMIENTOS BÁSICOS

 

Bombeo: Mano perpendicular zona a tratar. Empujar con la palma. Aflojar presión.  Se aplica en las zonas curvas/ flexibles del  cuerpo (pliegues de codos, rodillas, axilas).

 

Combinada: Bombeo con la mano posterior. Círculo fijo con la mano de delante.

 

Movimiento dador: Tocar con la palma. Presionar moviendo la piel y girando la palma. Desplazamiento lateral dedos. Aflojar presión. Palma posición inicial.  Se aplica en las extremidades.

 

Giros, rotatorio: Tocar con yemas dedos estirados y pulgar abierto. Bajar palma y tocar piel. Presión, empujar y girar. Aflojar presión y cerrar pulgar. Levantar palma y avanzar dedos. Se aplica en: espalda, glúteos, abdomen.




COMPOSICIÓN DEL SISTEMA LINFÁTICO


El sistema linfático se compone de un sistema de tubos ramificados al que drenan los líquidos intersticiales.  Desde  los tejidos, el líquido intersticial pasa al interior de los vasos linfáticos más finos conocidos (linfangiones), que se van uniendo para formar vasos cada vez más gruesos, los cuales finalizan en la circulación general por medio de dos voluminosos canales:

 

El canal Toracico, también conocido como Cisterna de Pecquet o el Reservatorio de Quilo: Mide 40 cm de largo, es en donde los vasos linfáticos vierten su contenido. Se sitúa aproximadamente a nivel de L1-L2. Asciende a lo largo del lado izquierdo de las vértebras torácicas y termina en el tronco braquiocefálico izquierdo: vena yugular interna o subclavia.

 

La Gran Vena Linfática:  La linfa del lado derecho de la cabeza, el cuello, brazo derecho y lado derecho de la pared torácica penetra en el tronco venoso braquio-cefálico derecho por la Gran Vena Linfática, la cual termina en la vena subclavia derecha.


CAPILARES LINFÁTICOS: Constituyen el inicio del sistema linfático vascular. Se hallan presentes practicamente en todo el organismo, a excepción de la sustancia ósea, cartílago, pelos, uñas y sistema nervioso central (cerebro, médula espinal, etc.). Los capilares linfáticos tienen forma de dedos de guantes, y se hallan intercomunicados formando una especie de red tubular. Están cosntituídos por una capa de células endoteliales cuyos bordes ondulados se superponen ligeramente unos sobre otros.



VASOS LINFÁTICOS: Son los encargados de llevar la linfa formada en los tejidos hacia el sistema venoso. Dichos vasos linfáticos tienen diferentes formas, tamaños y funciones.


GANGLIOS LINFÁTICOS: Son estructuras del sistema linfático interpuestas al paso de los vasos linfáticos. Desempeñan importantísimas funciones defensivo-inmunitarias.En nuestro cuerpo hay entre 600 y 700, una cuarta parte de ellos se encuentran en la parte superior del mismo (cabeza y sobre todo en el cuello). Se presentan generalmente reunidos en grupos, tanto en la superficie como en la profundidad de nuestro organismo.

 


Las principales funciones que desempeñan los ganglios linfáticos son:

 

v  Actúan como filtros (estaciones intermedias depuradoras) de la linfa que llevan los vasos linfáticos.

v  Actúan como depósito de cierta cantidad de linfa, lo cual se tendrá en cuenta a la hora de practicar

v  el D.L.M.

v  Son una parte esencial del sistema inmunitario, pues se producen en ellos gran cantidad de linfocitos.

v  Regulan la concentración protéica de la linfa, diluyéndola o concentrándola según los casos.


EL TIMO: Es un órgano linfático. Está situado en la región torácica detrás del esternón. Tiene función linfoidea, influye sobre el crecimiento y desarrollo orgánico. Está regulado por varias glándulas endócrinas (hipófisis, glándulas sexuales, suprarrenales y tiroides). Durante la pubertad alcanza su máximo tamaño, 40 g. de peso, y luego va atrofiándose lentamente alcanzando en edad adulta un peso de 6 g.



EL BAZO: Órgano situado en la parte superior de la cavidad abdominal (hipocondrio izquierdo), entre el estómago y el riñón izquierdo. Mide 12 cm. y no llega a pesar 200 g. Es un órgano hematopoyético, tiene la función de destruir hematíes (glóbulos rojos) envejecidos y formar bilirrubina (pigmento biliar). Por su producción de linfocitos (glóbulos blancos) y anticuerpos, actúa en la inmunogénesis y lucha anti-infecciosa.



ÚNETE A NUESTRA PÁGINA EN FACEBOOK.  Haz CLICK AQUÍ


Deja un comentario aqui:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.