LOS MERIDIANOS


Según la Medicina Tradicional China existe una profunda relación entre los órganos internos del cuerpo, las funciones corporales y las emociones.  Existe una  total integración entre las funciones corporales (órganos, tejidos, órganos de los sentidos, etc.), las emociones, la actividad mental, y  los factores medioambientales.

 

Para la Medicina Tradicional China todas las emociones están  vinculadas a los órganos vitales y éstos, a su vez,  a ciertos puntos y canales energéticos en el cuerpo, a través de los cuales,  fluye el CHI o QI. El Chi es la energía vital que todo ser vivo posee y une el cuerpo físico, con mente, emociones, espíritu, así como con la energía de otros seres y la energía universal.  El Chi viaja a través de canales llamados Nadis (en Ayurveda) o meridianos de acupuntura (en Medicina China).  

 

Conocer y tratar los meridianos para que fluya la energía vital, puede ayudar a prevenir la aparición de enfermedades y sanar aquellas que  ya están presentes, bloqueando energéticamente el cuerpo entero.  También resulta útil desbloquear la energía estancada, obstruida, excesiva o deficiente de los órganos y sus meridianos, para sanar eventos del pasado que siguen afectando en la actualidad.  Muchas veces  arrastramos los efectos de experiencias anteriores, personales y familiares, que proyectamos en el presente y que afectan, sin saber, órganos y emociones en conjunto; situaciones de la infancia, o de los ancestros pueden permanecer en el inconsciente y transmitirse genéticamente, afectando el estado de salud actual y futuro, del árbol genealógico.

 

Los puntos energéticos y los canales por donde fluye el Chi constituyen un flujo energético que está activo desde el vientre materno, y que constantemente es afectado por las emociones; el estrés es uno de los principales factores que producen los bloqueos de Chi. Pero no sólo las emociones negativas afectan el cuerpo, también las cualidades espirituales, o virtudes, están vinculadas a nuestros órganos vitales, por lo que cuando un órgano no recibe Chi suficiente, debido a alguna emoción negativa, esto produce deterioro del estado físico, al tiempo que puede resultar más difícil que se manifieste la virtud propia de este órgano, generándose un círculo vicioso que se puede revertir al tomar conciencia de la interconexión entre los diferentes cuerpos y tratar debidamente sus bloqueos o desequilibrios.


La red de los MERIDIANOS ENERGÉTICOS


RESUMEN DE LAS FUNCIONES DE LOS MERIDIANOS


Todo lo que existe en la naturaleza es energía en perpetuo movimiento y transformación. Las energías que fluyen tanto  en  el cuerpo humano como en su entorno,  se denominan yin y yang y comunican entre sí a todos los órganos a través de unos canales llamados meridianos. De acuerdo con la Medicina Tradicional India, existen cerca de 72 mil nadis o canales energéticos por los que fluye esta energía; los puntos de Acupuntura en el cuerpo humano se clasificaron originalmente en la antigua China en 14 grupos separados. La línea que une los puntos de cada grupo se llama "Meridiano". De estos 14 meridianos, 12 son bilaterales (a la derecha y a la izquierda del cuerpo); seis de ellos son yin y seis yang;  los otros 2 se ubican  en la línea media del cuerpo.

 

Cada meridiano tiene un trayecto definido en el cuerpo, que se divide en dos partes: vía interna, vía externa. La vía interna tiene su origen en un órgano, recorre internamente el cuerpo y se conecta a la ruta externa en el punto de acupuntura.  La vía externa finaliza en la terminal del punto de acupuntura y es conectada a otra ruta interna, llevándola de regreso al órgano de origen, convirtiendo el trayecto total o meridiano en un circuito cerrado.

 

Cada Meridiano es nombrado de acuerdo al órgano de origen, por ejemplo: Hígado, Páncreas, Bazo, Estómago etc., excepto los dos situados en la línea media; el Meridiano que fluye por la parte posterior del cuerpo es llamado Vaso Gobernador y el que fluye por la parte anterior, es llamado Vaso Funcional o de Concepción.

 

La lista de los Meridianos es la siguiente:

 

1.- Meridiano del Pulmón (P).

2.- Meridiano del Intestino Grueso (IG).

3.- Meridiano del Estómago (E).

4.- Meridiano del Bazo-Páncreas (BP).

S,- Meridiano del Corazón (C).

6.- Meridiano del Intestino Delgado (ID).

7.- Meridiano de la Vejiga (V),

8.- Meridiano del Riñón (R).

9.- Meridiano de Pericardio (PC).

10.- Meridiano Triple Calefactor (TC).

11.- Meridiano de la Vesícula Biliar (VB).

12.- Meridiano del Hígado (H).



MERIDIANO DE VASO GOBERNADOR - du mai


El VASO GOBERNADOR nace en el bajo vientre (Tan Tien), y termina en el frenillo interior del labio superior.  Tiene dos ramas profundas: una va hacia el borde inferior de la cavidad orbitaria, la otra va hacia los riñones.  Es un meridiano de polaridad neutra y se trata de un circuito que conecta con los órganos  genitourinarios, digestivos y respiratorios. Tiene influencia en la espina dorsal, sistema nervioso, locomotor, los huesos, el ano, los órganos sexuales, el cerebro y el rostro.  Su desequilibrio puede manifestarse por:  Desordenes de los nervios, enfermedades mentales, parálisis, dolores de espalda, fiebres, estados de shock y de coma.



MERIDIANO DE VASO CONCEPCIOn - ren mai


el MERIDIANO DE VASO CONCEPCION nace en el Bajo Tan Tien y recorre el cuerpo por la parte anterior (frente) hasta los ojos.  Se une con el Vaso Gobernador en la parte superior de los labios. Nutre y recarga los meridianos. Por su ubicación, afecta los órganos sexuales, los aparatos reproductor, circulatorio y respiratorio, la menstruación, las hormonas masculinas y femeninas.  Es el canal de la expresión creadora en todas sus manifestaciones.


1. MERIDIANO DEL PULMON


Nace en el centro del calentador medio, en el estómago y llega hasta el ángulo ungueal radial del pulgar, de donde sale una rama colateral el ángulo ungueal radial del índice; allí se conecta con el meridiano del Intestino Grueso.


El pulmón es un órgano de polaridad yin que alimenta de oxigeno a  la sangre; tiene relación con el sentido del olfato, los senos frontales, la piel;  asimila la energía atmosférica  y su desequilibrio suele manifestarse, por ejemplo mediante tos crónica, molestias del pecho, dificultad respiratoria, irritación de garganta, fiebre, gripe, asma, bronquitis. Tiene que ver con la tristeza, depresión, duelos.


“El registro de cada pensamiento y cada acto pasa por los pulmones  hacia la sangre”.


2. MERIDIANO DEL INTESTINO GRUESO


Recoge su energía del meridiano del Pulmó; nace en el ángulo ungueal radial del índice y su recorrido termina en el surco nasogeniano junto al ala de la nariz contralateral.


El Intestino grueso es un órgano de polaridad yang bilateral cuya función es la absorción de líquidos y eliminación de residuos pesados.  Se relaciona con los senos frontales, la dentadura, las secreciones mucosas de la digestión, el sentido del olfato, la nariz. Su desequilibrio se manifiesta mediante: estreñimiento, fiebre, dolor de muelas, diarrea, faringitis. Tiene que ver con la tristeza, la melancolía, el pasado, por lo que para sanarlo hay que aprender a soltar, saber dejar ir lo que no se necesita, dejar de aferrase a actitudes,  relaciones, emociones, personas o cosas.


“Tanto mente como intestino grueso, necesitan estar abiertos”.



3. MERIDIANO DEL ESTOMAGO


Recoge su energía del Meridiano del Intestino grueso G, en el lado de la nariz y termina en el ángulo ungueal externo del segundo dedo del pie; una rama colateral va hasta el tercer dedo del pie, otra rama, hasta el ángulo ungueal interno del dedo gordo, conectando con el meridiano del Bazo.


El estómago es un órgano yang que se relaciona no sólo con el aparato digestivo, sino también con  los sentidos de la vista y el gusto, el metabolismo, la concentración; asociado a problemas con la menstruación, la gastritis, las indigestiones, y falta de vitalidad.


La función del estómago representa la razón y la inteligencia”.



4. MERIDIANO DEL BAZO/PÁNCREAS


Inicia en el ángulo ungueal interno del dedo gordo del pie; tiene ramificaciones que van hacia l zona axilar, el corazón y la raíz de la lengua.


El bazo es un órgano de polaridad es yin que tiene influencia en el páncreas;  purifica la sangre, regula el glucógeno, las glándulas suprarrenales; afecta la ingle y los órganos próximos. Su desequilibrio se manifiesta mediante: gastritis, indigestiones, distensión abdominal, úlceras, vómitos, dolores en extremidades inferiores, irregularidades del ciclo menstrual, impotencia, anemia,  estados generales de abatimiento. Representa la armonía del sistema digestivo,  tiene que ver con problemas de arraigo, la simpatía y la reflexión; el pensamiento excesivo, obsesivo, las compulsiones,  las preocupaciones extremas lo afectan negativamente, por lo que trabajar sobre estos patrones de pensamiento y aprender a soltar y vivir en el presente son una forma de ayudar a sanarlo.


“El bazo es la puerta para la energía solar”.



5. MERIDIANO DEL CORAZON



Nace en el Corazón (su órgano), donde se divide en tres ramas: la primera desciende atravesando el diafragma y alcanzando el ID; la segunda rama asciende hacia el cuello redondeando la tráquea hasta llegar a los ojos (y al cerebro); la tercera rama se dirige transversalmente, pasando por los Pulmones, hacia el hueco axilar; sigue por el borde cubital-interno del brazo terminado en el ángulo ungueal radial del meñique (mano), donde conecta con el meridiano del Intestino Delgado.


El corazón es un órgano de polaridad yin, cuya función es física y psíquica; además regular la circulación de la sangre, vigila toda la función mental-emocional, el disfrute de la vida, la dicha y el gozo.  Su desequilibrio se manifiesta mediante: palpitaciones, angina pectoral, dolores del brazo, insomnio, histeria, pérdida de la facultad del habla; además en la “falta de espíritu”, en la falta de entusiasmo por la vida;  es necesario aprender a confiar y cultivar el gusto por la propia existencia.


“El cuerpo está en el corazón, igual que el roble en la bellota”.


6.  MERIDIANO DEL INTESTINO DELGADO


Recoge su energía del meridiano del Corazón; nace en el ángulo ungueal cubital del meñique; en el hueco subclavicular se divide en dos ramas: una se dirige hacia la pantorrilla, pasando por el intestino delgado; la otra, va hacia el oído y el ángulo interno del ojo, pasando por el pómulo.


El intestino delgado es un órgano de polaridad yang cuya principal función es absorber los nutrientes de los alimentos;  separa los líquidos y sólidos. Cuando está en equilibrio  se tiene discernimiento (capacidad que permite distinguir entre lo que se quiere y lo que necesita) y, por tanto, beneficia la capacidad de seguir adelante y la  alegría interior. Su desequilibrio puede manifestarse con molestias intestinales, dolor de hombros, de abdomen, de oídos, imposibilidad de flexionar la cintura e inflamación de amígdalas.


“El intestino delgado es el vehículo de la iluminación”.



7.  MERIDIANO DE LA VEJIGA


Inicia su recorrido en el ángulo interno del ojo; sus ramificaciones van hacia el cerebro, las orejas, y hacia el ángulo ungueal externo del quinto dedo del pie.


La vejiga es un órgano de polaridad yang; se relaciona con el riñón, los senos frontales, la visión, el oído, el cuello, la espalda, la parte posterior de las piernas, las nalgas. Su desequilibrio se manifiesta con: tortícolis, dolor de columna, ciática, jaquecas, resfriados, dificultades urinarias, hemorroides. Es aconsejable vencer el temor y la cólera, para equilibrarlo.


“La vejiga se lleva nuestras lágrimas y miedos”.





8. MERIDIANO DEL RIÑON


Se inicia debajo del dedo pequeño del pie y termina en el hueco subclavicular.


El riñón   es un órgano de polaridad yin; tiene relación con la glándula suprarrenal, los riñones, huesos, pies y la parte interior de las piernas, la ingle y el diafragma; afecta la sexualidad y la voluntad. Su desequilibrio se expresa con: disfunción renal, hipertensión, constipación, dolor lumbar, problemas menstruales. Este órgano guarda el patrón genético hereditario (ADN). Se le relaciona con la depresión  profunda, la sensación de no tener propósito en la vida, la falta de poder y de determinación, el miedo de vivir y morir.


“Los riñones contienen la esencia de la vida para el desarrollo espiritual”.



9. MERIDIANO DEL MAESTRO DEL CORAZON O PERICARDO


Nace en el centro del pecho; una de sus ramas atraviesa el San Jiao; la otra,  cruza el pecho y va hasta el centro de la palma de la mano, para terminar en la punta del dedo corazón y en el dedo anular.


El Maestro Corazón o pericardio no representa un órgano determinado sino una serie de funciones relacionadas con el corazón: es su protector.  Su polaridad es yin y permite la comunicación emocional, a expresión de los sentimientos. Se relaciona con las funciones hormonal, inmuno-biológicas, los procesos de oxidación y reducción.  Sus desequilibrios se expresan con dolores de pecho, infarto del miocardio, mareos, tos, manos temblorosas, cansancio, falta de vigor sexual, depresión, rigidez de cabeza.


“El pericardio es la fuente de la vida misma”.




10. MERIDIANO DEL TRIPLE CALENTADOR


Recoge su energía del meridiano del Pericardio; del supraclavicular, una rama se dirige al hueco poplíteo y la otra, termina en la extremidad externa de la ceja.


El triple calentador tampoco representa un órgano;  descargar el exceso de chi y cumple con 3 funciones especificas: Digestiva, de captación y transformación de alimentos; Cardiorrespiratoria,  con función en la circulación de la sangre; Genitourinaria,  con funciones eliminatorias y sexuales.  Su desequilibrio se expresa con: dolor en el ángulo externo del ojo, dolor de cabeza, parálisis faciales, dolor de muelas, afecciones de garganta nariz y oíd, sordera, mente confusa. Mantiene un balance de lo que sucede afuera y adentro de nosotros.  Para equilibrarlo es necesario verbalizar los sentimientos.



“El triple calentador es el guardián de todos los órganos”.




11. MERIDIANO VESICULA BILIAR


Inicia su recorrido en el ángulo externo del ojo y termina en el ángulo ungueal externo del dedo gordo del pie, conectando con el meridiano del Hígado.


Es un órgano de polaridad yang.  Se relaciona con  el cerebro, la vista, así como de todos los órganos y regiones corporales de los costados. Su desequilibrio se manifiesta con:  Agresividad, dolores de cabeza, mareos, anomalías de la visión, resfriado común, cálculos biliares,  apendicitis,  piel muy seca.  Tiene que ver con la expresión plena del poder y la voluntad, la claridad en la toma de decisiones y la flexibilidad.


“La vesícula biliar es el cuerpo del pensamiento objetivo; controla las decisiones personales y las reacciones mentales”





12. MERIDIANO DEL HIGADO


Se inicia en el ángulo ungueal externo del dedo gordo del pie; asciende el maxilar y se dirige al ojo, al cerebro, contornea los labios y alcanza el vértex, donde se conecta con el Du Mai (Vaso Gobernador).


El hígado es un órgano de polaridad yin, que se relaciona con el metabolismo, la actividad visual, los músculos, la sexualidad.  Actúa sobre la coagulación de la sangre y la bilis. Su desequilibrio se expresa con: vómitos, hernias, pancreatitis, hepatitis, mal humor, irritabilidad.  Es necesario desintoxicarlo mediante el abandono del juicio, autocritica, rabia, y la frustración.


“El hígado une el alma con el cuerpo”.





Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.