"Los sabios no esperan a que se declare la enfermedad, no esperan a la confusión, sino que la previenen. Remediar la enfermedad con drogas medicinales, es actuar cuando ya se ha declarado el caos, ¡como el que intenta excavar un pozo cuando ya está sediento y exhausto, o pretende forjar las armas cuando ya se ha declarado la guerra!."


 

Nuestro cuerpo es un todo, con componentes físicos, mentales y espirituales.  Lo que llamamos enfermedad es un estado en el que la armonía entre estos componentes se desequilibra y se manifiesta mediante síntomas y patologías.  Es necesario tratar el cuerpo como unidad, para restablecer la armonía.

 

El estrés y la enorme cantidad de síntomas asociados a él, son claras manifestaciones de la interdependencia (inarmónica) de los componenetes físico-mental-espiritual del cuerpo. La negatividad  bloquea la armonía del cuerpo, restándonos vitalidad, entusiasmo y salud; en últimas, nos  impide tener una vida plena.

 

Dolores osteo-articulares, espasmos musculares, dolores de cabeza, estreñimiento, gastritis, caída del cabello, fatiga, depresión, ansiedad, decaimiento, irritabilidad: le suenan conocidos estos términos? Ha sufrido de manera crónica alguno de ellos? Entonces sabe, por experiencia propia, que tal vez se acostumbró a convivir con estos síntomas aunque le gustaría no tener que padecerlos más.

 

Si desea sanar, no se quede deseándolo, asuma la responsabilidad de su propia salud  y empiece a revertir, desde ya, los síntomas que lo aquejan y le impiden tener una vida plena. 

 

Es sencillo, con el uso de técnicas y terapias recomendadas por la Medicina Ayurvédica y la Medicina China, usted puede aprender a cuidar su salud y no su enfermedad. Conozca el origen de sus síntomas y patologías; aprenda a prevenirlos, a sobrellevarlos, controlarlos y/o eliminarlos.

 

La medicina tradicional india (Medicina Ayurvédica) y la Medicina Tradicional China proporcionan, desde hace miles de años, herramientas para recuperar  y mantener el equilibrio y, en consecuencia, la vitalidad y la salud. 

 


“El sufrimiento es debido a la separación de la conciencia individual de la conciencia divina. Esta separación es creada por la ignorancia. Cuando uno vive en lo divino y ya no es un ser separado, únicamente entonces puede cesar el sufrimiento”.  

(Sri Aurobindo)



Comentarios: 0